Primer escena de Fury Road

Por que comenzar así este articulo y por que seguiré probablemente durante todo el mismo exaltando y reiterando que no existe otra forma de clasificar a esta película más que con este termino que ya se volverá una frase “icono” en el cine del siglo XXI y tal ves de la industria a partir de ahora.

George Miller es la mente brillante que introduce dicha frase bajo la exaltada y apoteósica pronunciación de sus “War Boy” rumbo a la guerra Post -apocaliptica que se desata en su mas reciente entrega cinematográfica “MAD MAX, Fury Road”. Director de la primer franquicia y simplemente para muchos nada mas conocido por dichas entregas es por de más, para muchos seguidores del séptimo arte un director de culto.

Y si es real y cierto, “Mad Max “ es mas allá de su opera prima su único producto contundente. Aunque no debemos de pasar por alto películas   como “las brujas de Eastwick”, “Babe” y “Happy Feet” por la cual ganara un Oscar a mejor película de animación en el 2006. Y también su ardua participación el el proyecto que no diera a luz la industria fílmica de llevar al cine a una “Justice League” bajo su dirección y en el cual estaría inmiscuido por mas de un lustro.

“Fury Road” es para este australiano probablemente lo que para Terry Gilliam fuese “Brasil” o “Blade Runer” para Ridley Scott; es una obra demasiado compleja, una producción demasiado grande y ostentosa que le llevaría mas de 20 años llevar a concretar en la pantalla grande. Es decir después de 30 años de la ultima entrega de Mad Max: Beyond Thunderdome, Miller pudo aterrizar este producto que por mucho y después de analizarlo probablemente compartan con migo es su obra maestra.

No nos adentraremos en Spoliers del film simplemente aclararemos 2 puntos fundamentales para no caer en confusiones y problemas con los puristas defensores de “Gibson” y de la franquicia clásica. Uno: “No es un Remake”,tampoco un “Reboot”.Dos: no es una película apta para los cuerdos que quieran llegar a la sala de cine a relajar sus traseros y tener un momento de paz; es una oda a la locura y acción de principio a fin, donde la magistral edición de “Margaret Sixel” lleva de principio a fin al espectador a sentir a vivir y tener la adrenalina al igual que a un V8 en el film, “al Maximo”, logrando magistralmente la orden del director: “No dejarlos separar de sus asientos”.

Miller no busco rescatar al final al Max Rockatansky de las primeras películas y básicamente intenta re-narrar su historia desde un enfoque distinto, más claro y contundente, lleno de detalles minuciosos,repleto de texturas y matices, donde el El guerrero de la carretera, simplemente es una carta abierta que sirve de excusa para presentar el inmenso mundo que es The Wasteland y sus multiples historias.

Y si asi es esta entrega se convierte por mucho en un producto que hacia falta en una industria fílmica de Hollywood desde hace mucho tiempo. No debemos de clasificarla como un cine de autor tal ves para no ser pretensiosos, aunque realmente lo es y lo logra sin estar al margen de las grandes industrias. Es el MAX que Miller hubiese querido hace mucho tiempo, aunque Gibson no sea netamente quien encarnara el papel del “Loco”.

De una u otra forma se distingue la mano de este director en todo el producto y realmente aterriza en pleno siglo XXI una película a lo mas 80’s de forma magistral,una película de la vieja usanza,en un mundo donde lo único que le interesa al espectador son lo efectos CGI espectaculares y repleto de Heroes con super poderes.

Y bien es importante decir que MAD MAX Fury Road no es carente de ello, pero es la muestra clara de que la experiencia habla más que mil palabras. La película utiliza las mas altas tecnologías,sí, pero emplea los juguetes y Gadget tecnológicos de una forma magistral, dosificados y bien pensados, convirtiendo en un apoyo nada mas y dejando al cine análogo y clásico la mejor parte. Toda y cada una de las escenas son una coreografía perfectamente realizada, donde los “STUNS” y “Autos Tuneados”(obras de artes por si mismos)  toman el papel protagónico y no deja pasar por alto la utilización de recursos clásicos y hasta malabáricos para lograr escenas espectaculares.

Es una historia que provine por completo de la mente de Geroge Miller  y su director de arte Brendan McCarthy y que en mas de 3500 viñetas lograron plasmar a lo largo de 20 años, si mas de 20 años un Storyboard- guión que ha sido plasmado en cada una de las escenas de la película de una forma minuciosamente detallada.

La excusa de la persecucion  de retorcidos fierros monstruosos (Autos) y búsqueda de hambre de guerra Post- Apocaliptica,  se convierte en la perfecta justificación para que nos hable y nos presente poco a poco una serie de temas mas profundos: la misoginia, la ecología, la destrucción, el terrorismo, la religión y propiamente el tema principal al final del día que es: valorar lo que tenemos a la mano. Si Mas alla de toda la parafernalia que envuelve a la película Miller se da a la tarea de presentarnos, por medio de sus personajes, el color, las escenas, toda una serie de temas que pueden llegar a tocar a diversos espectadores en distintas situaciones.

Y si se daran cuenta hasta este punto no he hablado mucho de los actores que encarnan a los personajes que nos llevan por esta aventura y tal ves es por el hecho de enfatizar todo lo que existe por detrás de una excelente película, mas allá de que un nombre no sea vendido en las marquesinas. Con el fin también de remarcar, tal ves, la falta del nombre del actor que encarnará al personaje principal hace 30 años y que se volviera iconico en la mente del colectivo: “Mell Gibson”. 

Realmente en esta entrega no hace falta dar vuelta a tras, y es ahi donde nos quitamos los sentimentalismos y es donde vemos que  George Miller nos presenta a  MAX, su creación con otra piel y lo logra muy bien bajo la actuación de Tom Hardy,el cual es lacónico en un principio para ir tomando fuerza y terminar presentadose casi al final del film bajo su nombre, ya habiendose quitado las ataduras, que arrastraba del personaje anterior y superado los retos de esta nueva aventura. Pero como he dicho anteriormente el es una excusa, un narrador incidental en esta nueva etapa donde el peso re cae en el mundo que nos presenta el director.

Con esto no quiero minimizar el excelente trabajo que realizara “La Imperator Furiosa” Charlize Theron que en momentos se come la película entera y se convierte, de facto, en la protagonista no declarada. Ni tampoco, el trabajo del “war boy” Nux encarnado por Nicholas Hoult y que probablemente se convierta en un personaje de los mas entrañables del film. Incluso personajes incidentales  como lo son las Vulvalini  toman un peso incomparable casi al final de film generando momentos iconicos como el de la Guardiana de las Semillas (Melissa Jaffer) que toca la sensibilidad de más de uno.

Exacto Fury Road se conviete en lo que el cine debe de ser probablemente, un producto de entretenimiento .Pero también cuenta con un mensaje, un trasfondo muy profundo,es el lenguaje puro de un director  hacia sus espectadores, no hay detalle que no haya sido cuidado por Miller y su equipo, no hay detalle que se le haya pasado y cuenta con mas de un tema oculto detrás de toda la acción y parafernalia visual muy bien lograda, aunque se tema de otro articulo definitivamente.

Mad Max este 2015 simplemente se convierte en una producción ya iconica y totalmente recomendable de ver, y definitivamente en un parte aguas en lo que estará por venir en la industria fílmica. indudablemente volverá a ser copiada, analizada y tema de conversación por mucho tiempo.

No dejen de verla por que definitivamente es Shiny and Chrome.

 

 

admin
admin
Diseñador Grafico, apasionado de la Música, el cine y el arte.Amante de la naturaleza y de las noches de Luna llena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *