Spread the love

En estos días próximos al equinoccio de Primavera es común tener en la pantalla grande la entrega de productos fílmicos que se distinguen por mostrar dentro de la industria avances técnicos, impactantes visualmente y que realmente tienden como ‘target’ cautivar a las masas con un derroche de color y pirotecnia.

Y bueno ese erá el caso de «Oz the Great and Powerful»; Y digo erá, porque en realidad esta tercera entrega cinematográfica desde mi más humilde punto de vista quedo con algunas deudas al respecto en lo comentado en el párrafo anterior. Lo que prometía, o mas bien la campaña mediática que tuvo nos hizo creer sería una impactante y maravillosa obra del 2013, pero se quedo en una historia corta y pretenciosa.

Siendo en sí la 4ta ves que llega al cine; si la cuarta, por que muchos se olvidan de la versión musical de Diana Ross y Michael Jackson de 1978, y «El regreso al mundo de Oz», película de 1985 que pasaría des apercibida por la mayoría, pero que en realidad es digna de otro articulo, ya que cuenta con grandes aciertos y logros para el Disney de los 80s.’Oz The Great and Powerful’ es la versión que los estudios Disney nos traen después de 20 años de su primer acercamiento a esta historia, queriendo regresarle el carácter y magnificencia que tuviera la película que  Metro-Goldwyn-Mayer en la década de los 30’s. Como director tomó a Sam Raimi, mejor conocido por sus adaptaciones del héroe arácnido y seguido por todos aquellos que vieran su obra de culto ‘Evil Dead’, en los 80s; la música corrió a cargo del director de cabecera de Tim Burton: Danny Elfman y por último el papel protagónico está a cargo del nominado al Oscar por ‘127 hrs’,  James Franco. Con todos estos detalles, la película que prometía mucho se quedo a unos pasos de poderse catalogar en mi ranking con las 3 estrellas palomeras, de una medio entretenida entrega que con efectos visuales al por mayor, pero falta de tacto y carácter hace del producto final una película que no lograría su cometido, por lo menos para el publico seguidor del clásico.

La entrega del Oz propio del siglo XXI muestra exactamente como los efectos digitales o ‘CGI’ son un recurso que si no se saben utilizar bien, no logran su cometido. Y definitivamente la película que Disney nos brinda en esta ocasión no reúne y alcanza los standards que pudiesen igualar o alcanzar a su predecesora de 1939, más allá de las deficiencias técnicas que esta pudiese tener. Sin embargo ‘The Wizard of Oz’ es un clásico y esta no logrará serlo definitivamente.

La trama, tratando de emular  o dar destellos de la original historia, a lo largo de las cerca de dos horas al final se le escapa a Raimi de las manos y en momentos se vuelve aburrida, predecible y con una notoria falta de peso. Los CG utilizados de una calidad muy alta en realidad, en momentos permiten detectar al ordenador utilizado en exceso y el mundo de Oz se convierte en una obra plástica, irreal no por la fantasía en sí que es la base del cuento,  si no por la forma de ser utilizados por la cinematografía de Raimi, que en momento hace a su mundo mas acartonado que el de la película antigua.

Lo mas recomendable en este caso por mi parte sería que nos echáramos un clavado en la entrega que en 1985 como ya había comentado Disney nos diera, con una historia mas madura, Oscura y que sin pretensiones de superar o igualar a su antecesora, logra un impacto visual y emocional mayor que la obra de Sam Raimi. Una comparación para tener un objetivo punto de vista de las versiones que hemos visto de esta historia y en donde ‘Return to Oz’ aun sigue presente en las memorias de un servidor y de muchos de los que la vieron por su excelente logro, tanto visual como de historia.

Mientras tanto tendremos que seguir esperando las otras entregas que la industria fílmica nos traerá en estas Primaveras o una precuela de Oz que esta muy de moda en la industria Hollywoodense.

admin
admin
Diseñador Grafico, apasionado de la Música, el cine y el arte.Amante de la naturaleza y de las noches de Luna llena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This template supports the sidebar's widgets. Add one or use Full Width layout.